10 remedios naturales para la fascitis plantar

La fascitis plantar es el dolor que se presenta en el talón, padecimiento que es producto de la inflamación de dicha área por una sobrecarga de ejercicio o por un mal estiramiento.

Además de la inflamación, este malestar viene acompañado de dolor y rigidez, síntomas que suelen afectar a un pie. Los siguientes remedios naturales son una excelente forma de acelerar el proceso de curación y de reducir las molestias.

  1. Estiramientos. A pesar de que a mucha gente no le gustan, los estiramientos son una forma de trabajar los pies y los músculos inferiores de la pierna, lo cual ayuda a controlar el dolor y la inflamación.
  2. Masajes para la fascitis plantar. Usa las yemas de tus dedos para hacer presión sobre la zona afectada. Para facilitar tu tarea, utiliza aceite esencial de coco o de sésamo. Masajearte el talón no sólo te ayuda a disminuir el dolor, sino que también estarás estimulando la circulación y liberarás la tensión.
  3. Papel aluminio. Envuelve el pie que te está causando molestias en un trozo de papel aluminio, colócate un calcetín y déjalo así toda la noche. Al día siguiente, vuelve a repetir el remedio.
  4. Compresa caliente. El calor tiene efectos antiinflamatorios y ayuda a aliviar la tensión y el dolor. Para realizar tu compresa, puedes llenar una bolsa de tela con sal y calentarla en el horno. Una vez que compruebes que la temperatura es soportable, pon la compresa en el pie afectado.
  5. Compresa fría. Al igual que el calor, el frío es perfecto para desinflamar y calmar las molestias causadas por la fascitis. Lo que puedes hacer es envolver una bolsa de hielo en un paño y aplicarla en la zona afectada. También puedes congelar una botella de agua y rodarla sobre la parte adolorida.
  6. Sales de Epsom. Estas sales promueven la curación de los músculos y los tejidos dañados. Agrégalas a una tina con agua tibia y sumerge tus pies durante 15 o 20 minutos.
  7. Cúrcuma. Este ingrediente contiene un compuesto llamado curcumina, el cual posee propiedades analgésicas que ayudan a reducir los síntomas causados por la tensión y la inflamación. Este remedio lo puedes aplicar de forma tópica o puedes beberlo en forma de una infusión.
  8. Jengibre. Las propiedades de esta raíz ayudan a disminuir los síntomas de los problemas que afectan a las articulaciones y a los tejidos el cuerpo. Prepara una infusión de jengibre y bébela o, si lo prefieres, humedece un paño con ella y frota el área afectada.
  9. Vinagre de sida de manzana. Esta sustancia te ayudará a reducir el dolor y la inflamación que te impida caminar de manera correcta. Para preparar tu remedio, mezcla media taza de vinagre de manzana con una tina de agua tibia. Una vez que tengas preparada la solución, procese a sumergir tus pies durante 20 minutos.
  10. Pimienta de cayena. Consumir esta especia ayuda a reducir la rigidez y la tensión muscular. Así que procura consumirla tanto como puedas.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *