4 cosas increíbles que ocurren a tu salud cuando comes con las manos.

Comer cortésmente con cubiertos no siempre es la manera más sana y más recomendada para ingerir alimentos. Comer con las manos, lamiendo los dedos, es en realidad más saludable y ayuda a prevenir ciertas enfermedades.

Previene la diabetes tipo 2

Las personas que comen rápido tienen un mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2. Al utilizar los cubiertos, tendemos a comer más rápidamente que cuando se come con los dedos.

Con un tenedor, se pueden pinchar 5 o 6 piezas de lo que comemos, mientras que con las manos no podemos superar 2 pedazos ni comer rápidamente. Esto ayuda a comer sano y prevenir la diabetes tipo 2.

Mejora la digestión

Las manos se lavan para eliminar todas las bacterias dañinas, pero algunas bacterias «útiles» permanecen en las manos. Al comer con los dedos, estas bacterias «útiles» también se consumen y son importantes para combatir los microbios en el cuerpo.

Mientras tanto, el cerebro no recibe la información del nervio sobre el tipo de alimento ingerido. Ya sea caliente o frío, sólido o blando, prepara los órganos digestivos para mejorar la digestión.

Previene comer en exceso

Las personas que comen con las manos son generalmente más delgadas porque no comen en exceso. El problema de sobrealimentación se puede solucionar fácilmente en los niños, si sus padres les permiten comer con las manos.

La forma más segura para mantenerse en forma

Los que comen mientras hacen otra cosa comen más que los que toman el tiempo para comer correctamente. Cuando tu comes con las manos, no puedes hacer nada más. Sólo te centras en la comida, lo que te permite tener en cuenta cuánto has comido y cuándo es el momento de parar.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *