5 “ajustes” sencillos que debes hacer en tus cenas para perder peso

Nuestra alimentación es sumamente importante en diferentes aspectos, pues la salud de cada uno de nosotros va a depender de nuestros hábitos alimenticios.

Ten por seguro que si consumes alimentos ricos en grasas y azúcar, las probabilidades de tener sobrepeso, problemas coronarios e incluso padecer diabetes, se incrementan casi al 80%.

Si bien lo ideal es que comamos de 3 a 5 veces al día, debemos tener sumo cuidado con lo que cenamos, una comida pesada en la noche dificulta el sueño y el proceso quema grasa. Si quieres perder peso y mantenerte sano, sigue estos pasos.

Incrementa el consumo de frutas durante la noche

No hablamos de cualquier fruta, tienen que ser aquellas ricas en vitaminas, minerales y demás nutrientes que le proporcionen energía al organismo y que puedan combatir enfermedades, además, deben ser bajas en azúcar, por ejemplo, las manzanas, papayas, sandias y peras. La manera en cómo las consumas es indiferente, lo importante es que comas al menos una en la cena.

Olvídate de las frituras, comida chatarra y altas en azúcar

En las noches no se tiene demasiada energía, por lo general estamos cansados por el trabajo y no se tienen demasiadas ganas de preparar una cena elaborada o sana, por eso tendemos a comprar comida chatarra o simplemente salir del paso y cocinar alguna fritura.

Pues esto tendrás que olvidarlo, una cena pesada hace que el cuerpo haga el doble de esfuerzo en digerir la comida, causando insomnio, problemas estomacales y generando enfermedades a mediano plazo.

Que hagas esto de vez en cuando no afecta demasiado al organismo, pero cuando se convierte en un hábito, se tiene un gran problema y se debe combatir cuanto antes.

La solución no es comer poco, sino comer de manera saludable

Muchas personas piensan que reduciendo los alimentos en la noche o simplemente dejando de comer, van a obtener resultados buenos con respecto al peso, pero la realidad es otra.

No cenar implica debilitar al organismo poco a poco, lo mejor será que empieces a preparar comidas ligeras, ensaladas, atún o pollo a la plancha, comidas ricas en proteínas y bajas en grasas que te harán perder peso y mantenerte saludable.

Siempre procura cenar temprano

Comer a altas horas de las noches es una de las principales causas por la cuales el estómago se llena de gases y la digestión se vuelve lenta. Es imperativo que cenes temprano, al menos 2 horas antes de acostarte y como se mencionó con anterioridad, que los comestibles sean ligeros. Trata de convertir este punto en un hábito y tu vida cambiará.

Intenta ingerir sopa de ahora en adelante

Si comes sopa como plato principal en la cena, estarás saciado y no tendrás que comer demasiado en las noches. Claro, lo ideal es que sean sopas de vegetales frescos y nutritivos, por ejemplo, zanahorias, auyama, apio, ocumo, etcetera. Es una buena opción y te brindará resultados espectaculares.

Comparte en todas tus redes sociales y no olvides dejarnos tu opinión en la sección de comentarios.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *