5 formas de tratar el dolor en el talón naturalmente y eliminarlo para siempre

Es impresionante la cantidad de enfermedades y padecimientos que se pueden generar y ocasionar con el pasar de los años. Si antes la fascitis plantar era el motivo principal por el cual nuestros pies dolían, ahora también puede tratarse de un espolón calcáneo.

Este padecimiento afecta principalmente al talón y la dolencia puede ser tan aguda que no dan ganas si quiera de colocar los pies en el suelo.

Afortunadamente y como casi cualquier enfermedad, la medicina natural puede erradicarla y hoy vamos a proporcionarte algunos de los remedios más efectivos para esta enfermedad.

5 métodos naturales para eliminar el dolor del talón

Cloruro de magnesio:

Mezcla un litro de agua con 33 gramos de cloruro de magnesio, tienes que dejar que el mineral se disuelva completamente para poder beberlo. El modo de consumo es sencillo, solo una vez al día, preferiblemente en las mañanas y en una medida corta, al menos en una cantidad equivalente a una tasa de café.

Vinagre de manzana:

Puedes emplear dos opciones, o dejas remojar los pies con agua caliente y medio litro de vinagre de manzana por media hora, o puedes untar ese líquido directamente al talón, cubrir con una gasa o algodón y reposar toda la noche con él.

El vinagre de manzana ha sido muy utilizado para eliminar todo tipo de dolores, sobre todo cuando se trata del pie, pues como algunos sabrán, la mayor parte de nervios se encuentran en la planta de estas extremidades inferiores, por lo que sus nutrientes penetran la piel y se distribuyen por todo el organismo de una manera mucho más rápida y eficaz.

Cataplasma de col:

Debes tomar varias hojas de col y triturarlas, de manera que de estas se desprenda un líquido verde. Este jugo lo vas a untar en tus talones, colocas las hojas aplastadas encima y cubres con plástico de cocina para que quede afirmado en los pies.

Luego, termina de cubrir con esparadrapo y más papel envoplast y dejas que reposar toda la noche la cataplasma. La col en esta ocasión sirve como analgésico y desinflamatorio, así que el dolor va a disiparse muy rápido.

Semillas de aguacate:

Necesitas rallas una semilla de aguacate y licuarla con medio litro de alcohol. Una vez unificados ambos elementos, viertes el líquido en un recipiente con 4 cubos de alcanfor y esperas 5 días para que se fermente.

Para aplicarlo, deberás mojar bien el talón con el remedio y luego colocarte un calcetín. Lo retiras al día siguiente y lavas bien el pie.

Cubrimiento con cebolla:

Corta una cebolla en varias rodajas y las ubicas en la zona del talón y cubre con una gasa. Tienes que dejarla allí durante toda la noche para que la piel absorba las propiedades de la cebolla y luego asear el lugar muy bien.

Sigue cada uno de estos tratamientos hasta que el dolor haya disipado por completo. ¡Comparte en tus redes sociales! No olvides dejarnos tus resultados en la sección de comentarios.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *