6 ejercicios para embellecer tus brazos

Hacer ejercicio es una cuestión de salud y de estética. Para lograr los mejores resultados, necesitas una rutina que te ayude a lograr la figura que deseas. Realiza los siguientes ejercicios regularmente para conseguir unos brazos de modelos.

1. Dobla los brazos

Este ejercicio te ayudará a fortalecer tus bíceps. Coloca tus pies al ancho de tus hombros y, con la espalda recta, dobla tus rodillas e inclina tu cadera hacia atrás. Pega los codos a tu cuerpo y levanta tus brazos hasta el nivel del pecho, y luego, hasta tu rostro.

Baja lentamente. Respira cada vez que doblas los brazos y exhala al desdoblar. Para tener mejores resultados se recomienda que utilices unas mancuernas, pero puedes sustituirlas por unas botellas con agua.

2. Flexiones inversas apoyadas en una silla (tríceps)

Apóyate en una silla, sillón o banco, dobla las piernas en 90 grados y baja la cadera doblando los brazos. Regresa a la posición inicial. Respira al bajar y exhala cuando regreses a la posición original.

3. Flexiones apoyadas en un banco (tríceps)

Coloca tus manos en un banco del ancho de tus hombros. Endereza tus piernas y, contrayendo el abdomen, baja tu torso doblando los brazos. Mantén tu cuerpo recto y regresa a la posición inicial. Exhala al bajar e inhala al levantarte.

4. Flexiones en la pared

Para el músculo serrato anterior y los músculos de los hombros.

Cómo hacerlo

Endereza los brazos y toca la pared con las manos. Pon los pies al ancho de los hombros. Ponte de puntillas. Pégate a la pared doblando los brazos. El torso debe mantenerse recto. Respira cuando te bajas hacia la pared y exhala cuando regresas a la posición inicial.

5. Flexiones del piso (hombros, abdomen y cadera)

Acuéstate en el piso y levanta en los brazos con los codos doblados. Dobla las rodillas y levanta las piernas cruzando los tobillos. Una vez que estés en esta postura, comienza a hacer las flexiones respirando cada vez que bajes.

6. Lucha con la sombra (hombros)

Coloca uno frente al otro y cuidando que estén al ancho de tus hombros. Dobla tus rodillas ligeramente. A continuación, estira un brazo y dobla el otro. Cambia la postura entre tus brazos y tus piernas y, al hacerlo, golpea en el aire.

Realiza de 15 a 20 repeticiones de cada uno de estos ejercicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *