8 restos de alimentos que se vuelven venenos cuando son recalentados.

Muchos de nosotros tienen la costumbre de recalentar los restos de comida para no desperdiciarla. Aunque eso generalmente no causa problemas con la mayoría de los alimentos, algunos podrían poner en serio peligro la salud de nuestra familia si se recalientan.

He aquí la lista de los alimentos más comunes que al recalentarse pueden convertirse en venenos.

1. Remolacha

Las remolachas tienen un alto nivel de nitrato, lo que está bueno para la salud, pero es uno de los alimentos que no deberían ser calentados.

2. El pollo

El pollo es probablemente uno de los alimentos recalentados muy a menudo hoy día. Eso es peligroso, ya que el pollo tiene una buena cantidad de proteínas. Si se recalienta, luego de dos días en tu nevera, puede causar problemas digestivos. Si tienes que comerlo, cómelo frío.

3. Papas

Las papas son buenas para la salud; tienen un valor nutritivo muy alto, pero mientras más las dejas reposar, más pierden su valor nutritivo hasta volverse tóxicas.

4. Hongos o setas

Las setas siempre deben ser consumidas después de haber sido preparadas. Las proteínas que contienen pueden cambiar entre uno y dos días, provocando problemas digestivos como en el caso del pollo.

5. Espinacas

Recalentadas las espinacas son peligrosas. Tienen un alto nivel de nitratos. Se modificará la composición de las espinacas al recalentarse. Los nitratos se convierten en nitritos, luego en nitrosaminas, sustancias conocidas por ser cancerígenas.

6. Huevos

Los huevos se vuelven tóxicos cuando son expuestos a altas temperaturas. Debes evitar recalentar los huevos, tanto revueltos como hervidos, para no perturbar tu estómago.

7. Apio

Tal como la espinaca, el apio no debe ser recalentado por el nivel de nitrato que contiene. El apio se usa generalmente en sopa. Pues es mejor que recalientes tu sopa después de remover el apio.

8. Nabos

Los nabos generalmente son ricos en nitratos. Nunca debes recalentarlos, en vez de eso, te sugiero que los comas fríos.

Ahora bien, en lugar de dirigirte directamente hacia el refrigerador para recalentar algo, examina bien lo que contiene, antes de proceder. Si contiene uno de estos 8 alimentos, no lo hagas. Así protegerás tu sistema digestivo y la salud de tu familia.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *