Aprena eliminar el exceso de sebo de la piel de la cara usando un remedio casero de orégano

Son muchas las personas con el cutis graso que se preguntan cómo eliminar el exceso de sebo de la piel con el fin de reducir los brillos y deshacerse de los granos y el acné.

Y más si tenemos en cuenta que, tal como reveló un estudio llevado a cabo en la Universidad de Melbourne (Australia), el 80 % de las personas tiene acné en algún momento de su vida.

Para prevenir la aparición de los granos y otras impurezas resulta fundamental limpiar el rostro dos veces al día y conocer algunos remedios caseros que expliquen cómo eliminar el exceso de sebo de la piel de manera natural.

Llevar una dieta sana y variada que se componga de ingredientes ricos en vitaminas y minerales es también de vital importancia a la hora de impedir que la tez se llene de granos.

De hecho, el prestigioso dermatólogo estadounidense Nick Lowe ha publicado un libro junto a su hija titulado Perfectly Clear: The Perfect Guide to Clear Skin donde asegura que restringir los hidratos de carbono procesados, tales como la harina de trigo, el azúcar y la pasta, puede reducir el acné.

Si añades frutas, verduras, legumbres, pescados azules, frutos secos y carnes magras a tu alimentación tendrás la oportunidad de presumir de una piel perfecta y cuidar la salud al mismo tiempo, en especial si combinas una buena dieta con el remedio para acabar con el exceso de grasa que hallarás a continuación.

Cómo eliminar el exceso de sebo de la piel de la cara usando un remedio casero de orégano

El orégano es una planta que ofrece muchos beneficios para la piel y la salud debido, principalmente, a su gran riqueza en antioxidantes, unos compuestos que se ocupan de neutralizar los radicales libres y de retardar el proceso de envejecimiento.

Según un estudio del Institute of Food Technologists, el orégano concentra hasta 20 veces más poder antioxidante que otras hierbas y doce veces más que frutas tan ricas en vitamina C como la naranja.

Cabe destacar, asimismo, que el orégano es rico en timol, un activo que contiene sustancias antisépticas capaces de eliminar las bacterias causantes del acné y las espinillas, tal como explican desde el portal web Salud180.

Ingredientes:
  • Una cucharada de hojas secas de orégano (podrás adquirirlas en una amplia variedad de herbolarios, tiendas de productos naturales y comercios virtuales como Amazon, donde están a la venta las hojas secas de orégano orgánico de Valley of Tea, perfectas para hacer infusiones)
  • 3 vasos de agua
  • Un frasco con pulverizador
Pasos a seguir
  1. Calienta el agua hasta que rompa a hervir.
  2. Cuando entre en ebullición agrega las hojas secas de orégano y deja que se cuezan a fuego lento durante unos 10 minutos.
  3. Transcurrido ese tiempo retira la infusión del fuego y espera a que se enfríe.
  4. Una vez que haya perdido el calor fíltrala con un colador y vierte el líquido en el interior de un frasco con pulverizador.
  5. Rocía la solución casera obtenida sobre la piel después de haberte lavado la cara con tu jabón de uso habitual.
  6. Cuando tengas la piel seca extiende la crema hidratante que más te guste para dar por finalizado el proceso.
  7. Si transformas este té de orégano en tu tónico facial tendrás la oportunidad de reducir el exceso de sebo de la piel, eliminar el acné, mantener el cutis limpio y acabar con las espinillas y los puntos negros.

No olvides que las pieles grasas se deben limpiar dos veces al día, hidratar con una crema libre de aceites, exfoliar una vez a la semana o cada 15 días y proteger del sol con un producto que contenga un elevado factor de protección solar (a ser posible superior a 30).

Si, además, apuestas por una alimentación en la que no falten ingredientes ricos en vitamina C, podrás regular el exceso de sebo con una mayor facilidad, mantener la piel joven durante más tiempo y aportar una dosis adicional de luminosidad.

Algunos productos que contienen elevadas cantidades de vitamina C son la naranja, el limón, el kiwi, la papaya, el perejil, el pimiento rojo, la col rizada, la guayaba y el berro.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *