Botox natural: mascarilla casera para lucir 10 años más joven

La piel se envejece naturalmente. Cambia su elasticidad y su coloración, las características de los tejidos cambian, la piel se suelta y se hace más flácida.

Desde los famosos baños de la reina en los azules atardeceres egipcios hasta las cirugías de hoy, los tratamientos de belleza siempre han tratado de paliar esos sintomas.

Pero entre todas las ofertas actuales, las recetas de mascarillas caseras antiarrugas mantienen intacto todo su encanto. Son naturales, económicas y con resultados inmediatos.

La mascarilla que vamos a elaborar alimenta la piel y ofrece una humectación profunda alisando las líneas de expresión y las arrugas.

Ingredientes
  • 1 cucharada de Glicerina
  • 1 cucharada de Miel natural
  • 2 cucharadas de Maizena
  • Agua mineral
Preparación

En baño maría calienta un poquito la miel, hasta que se haga líquido, mezcla la miel con Maizena para hacer una mezcla homogénea, añade la glicerina y mezcla otra vez muy bien, finalmente añade agua poco a poco hasta que la mezcla tenga una consistencia cremosa.

Modo de uso

Antes, limpia bien tu rostro con tu jabón limpiador y seca bien. (No es necesario hidratarlo, puesto que la mascarilla lo hará).

Aplica la mascarilla a tu rostro y escote. También puedes aplicar sobre tus manos. Déjale actuar durante 30 minutos.

Una vez pasado el tiempo retira con agua tibia o infusión de manzanilla. Haz esta mascarilla durante 5 días por la tarde y vas a lucir mucho más joven.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *