Cómo engrosar el cabello fino con un solo ingrediente natural

Muchas mujeres padecen de cabello fino, el cual es producto del estrés, de la contaminación y del uso de productos químicos. Además de esto, también se puede deber a la presencia de desequilibrios hormonales y a cuestiones genéticas.

Para solucionar este problema es necesario que utilices productos revitalizantes que incrementen la fuerza y el brillo del cabello. Sumado a esto, también puedes recurrir a un remedio natural.

Ingrediente natural para engrosar el cabello fino

Aceite de ricino

Este aceite natural ha sido utilizado como un tratamiento de belleza durante siglos. Se sabe que aumenta el crecimiento del pelo, no solo en la cabeza, sino también en las cejas y las pestañas. Todo esto lo convierte en un excelente tratamiento para engrosar el cabello.

Para aprovechar los beneficios de este aceite, solo debes tomar unas cucharadas y aplicarlo directamente sobre el cuero cabelludo. Te recomendamos aplicarlo con un generoso masaje. Déjalo actuar por un mínimo de veinte minutos. Puedes hacerlo dos veces por semana, para obtener resultados en poco tiempo.

Mascarilla de naranja para engrosar el cabello fino

La vitamina C, la pectina y el ácido en las naranjas pueden ayudarte a obtener el volumen en tu cabello que siempre has soñado. Esto se debe a que las vitaminas y los nutrientes pueden aumentar el brillo natural del cabello, lo que hace que el cabello parezca más grueso.

Para aprovechar sus beneficios solo debes mezclar el zumo de una naranja fresca con una o dos cucharadas de aceite de oliva y una cucharada de miel. Cuando esté bien mezclado aplícalo en tu cabello y déjalo actuar durante una hora. Puedes hacerlo dos veces por semana, para mejorar el grosor de tu cabello fino.

Aceite de coco

El aceite de coco es un producto natural cuyos compuestos y antioxidantes ofrecen una gran cantidad de beneficios capilares.

Beneficios del aceite de coco
  • Es libre de alcohol y sus componentes penetran con facilidad en el cabello dañado, lo que facilita su reparación.
  • Su textura deja una sensación de suavidad que no altera la producción normal de grasa.
  • Sus cualidades hidratantes reducen la presencia de células muertas, puntas abiertas y el exceso de sequedad.
  • Evitan la proliferación de hongos y microorganismos que producen la caspa.
  • Combate los piojos y liendres. También previene el aparecimiento de canas, reduce la debilidad y elimina el aspecto opaco.

Cómo preparar el aceite de coco

Ingredientes
  • 2 cocos
  • 1 rallador
  • 1 colador de tela

Abre un par de orificios en los cocos y extrae el agua que hay en el interior. A continuación, parte el coco, extrae la pulpa y rállala hasta obtener una pasta. Coloca la pulpa sobre el colador y exprímela hasta que obtengas una especie de leche.

Luego, procede a separar la leche y agrega el agua de coco a la pulpa, espera a que la absorba todo y exprímela de nuevo. Después, coloca la leche en un sartén, ponla a fuego lento y remuévela con una cuchara.

Este proceso conseguirá que la leche y el aceite se separen. Finalmente, coloca tu aceite en un recipiente de vidrio y mantelo listo para usarlo.

Método de uso

Toma unas cuantas cucharadas de aceite de coco y caliéntalo en el horno hasta que se ablande. Antes de aplicarlo, asegúrate de que esté a una temperatura soportable, frótalo desde la mitad hacia las puntas con un suave masaje. También extiende un poco en el cuero cabelludo y masajea con las yemas de los dedos para que lo absorba bien.

Finalmente, cúbrete la cabeza con un gorro de ducha y, después de 40 minutos, enjuaga. Para obtener mejores resultados, realiza este tratamiento 3 veces a la semana.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *