Cómo sustituir el huevo en tus comidas

El huevo es un ingrediente sumamente importante para la cocina; sin embargo, el consumirlo en exceso puede ser sumamente perjudicial para la salud (Ver: Cuántos huevos puedes comer en la semana). Para evitar dichos daños, existen una gran variedad de opciones a las que se puede recurrir para sustituir al huevo.

Antes de elegir una opción, se debe tener claro cuál es la función que se quiere lograr: por ejemplo, en la preparación de un postre el huevo proporciona elasticidad y humedad a la masa.

Opciones para sustituir el huevo en tu dieta

Vinagre y bicarbonato de sodio

La unión de estos ingredientes es perfecta para sustituir al huevo en las recetas de pastelería. Para lograr un buen efecto es necesario mezclar 1 cucharada de vinagre por 1 de bicarbonato de sodio.

Linaza (Semilla de Lino)

Al igual que el vinagre y el bicarbonato de sodio, la linaza es un excelente sustituto del huevo para la pastelería. Se debe mezclar en una licuadora una cucharada de semilla de linaza triturada con tres cucharadas de agua tibia.

Tofu

El tofu licuado es perfecto para preparar omelettes y algunas piezas de repostería. Además de proporcionar la consistencia del huevo, este alimento también es rico en proteínas y vitaminas que son fundamentales para la salud.

Plátano

Esta fruta puede utilizarse para preparar pasteles y galletas. En este caso, lo que se tiene que hacer es triturar medio plátano y añadirlo a la mezcla. A pesar de su buen efecto, es necesario tomar en cuenta que puede proporcionarles un sabor diferente a tus postres.

Almidón

Este ingrediente es ideal para las aplicaciones con huevo que realices. Si vas a utilizarlo, no olvides que dos cucharadas de almidón de maíz equivalen a un huevo.

Puré de manzana

Si deseas reducir tu consumo de huevo para controlar el nivel de grasa que consumes, tu opción ideal es el puré de manzana, el cual proporciona la misma humedad que los alimentos requieren del huevo. Un huevo equivale a ¼ d vaso de puré.

Yogurt de soja

Este alimento no sólo les proporcionará una sensación más húmeda a tus platillos, sino que también les aportará un delicioso sabor. Al igual que el puré de manzana, la medida equivale a 1 huevo por cada ¼ de taza de yogurt.

Soda

Esta opción es perfecta cuando se necesita untar huevo a los alimentos. Sólo mezcla un poco de soda con harina y, una vez que tengas una pasta uniforme, unta tus alimentos.

Leche vegetal

Mezcla una cucharadita de vinagre con ¼ de taza y obtendrás el reemplazo de 1 huevo. Esta mezcla es ideal para repostería.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *