Cuatro remedios caseros para el dolor de oído

Uno de los dolores más agudos que se pueden sentir y que afecta prácticamente toda el área superior de nuestro cuerpo es el dolor de oído, el cual puede tratarse de diferentes formas y hoy vamos a hablar de los 4 remedios más efectivos para aliviarlo.

Esta afección no se debe tomar a la ligera, pues aunque resulte difícil de creer el oído es uno de los órganos que nos ayudan a mantener el equilibrio.

Si bien los fármacos pueden ofrecernos muchos beneficios, existen otras maneras más prácticas, eficaces y rápidas para obtener los resultados que esperamos.

Los remedios caseros pueden beneficiarnos de manera amplia y erradicar el dolor practicante enseguida. Si tienes dolor de oído y no sabes cómo tratarlo, sigue leyendo que no te arrepentirás.

4 remedios naturales para aliviar el dolor de oídos

Agua oxigenada

Este líquido contiene ciertos químicos capaces de erradicar las bacterias que se encuentren en la zona auditiva.

Además puede despejar el oído de la cantidad de cera acumulada, solo tienes que inclinar la cabeza a un lado, verter unas cuantas gotas del agua oxigenada directo en la oreja de manera que estas se deslicen hasta el canal auditivo y pueda llegar hasta el origen de la dolencia.

Esperas unos cuantos minutos y voltea la cabeza para que el líquido salga, secas con un trozo de algodón y listo. Evita usar hisopos, estos solo empeoran el dolor.

Agua caliente

Cuando el dolor se vuelve demasiado intenso, debes hervir un poco de agua, verterla en un recipiente pequeño y colocar el mismo en la zona dolorida, como si fuera una compresa.

Lo importante es que puedas soportar la temperatura, sino, espera a que se ponga un poco más fría y realiza la acción.

Deja que el frasco con agua caliente repose allí por unos 10 minutos y retíralo. Repite este método 3 veces al día para aliviar por completo la dolencia.

Infusión de manzanilla

Con medio litro de agua vas a preparar la infusión de manzanilla y esperarás hasta que tome una temperatura tibia. Llegados a este punto, vierte 4 gotas de aceite de oliva en el oído afectado, reposa 10 minutos y enjuagas el mismo con el té recién preparado.

Este tratamiento se lleva a cabo 3 veces al día por una semana, pues no sólo elimina el dolor, sino que limpia la zona y la desinfecta.

Masajes

Es bueno hacerse estos masajes antes o después de llevar a cabo los tratamientos anteriores. Solo fricciona tus dedos en el oído que presenta molestias de manera circular y suave, no ejerzas mucha presión porque puede doler un poco más y eso no es conveniente.

Aspectos delicados de un dolor de oido

Si además del simple dolor de oído presentas alguno de los siguientes síntomas debes tomar precaución y visitar a un médico:

  • Zumbidos
  • Pérdida de la audición de manera corta o prolongada
  • Olores fuertes en la cera del oído
  • Ardor
  • Comezón
  • Dolor agudo que pasa del oído a toda la cabeza

Comparte en tus redes sociales, podrías ayudar a un amigo con este problema.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *