Esta mezcla de hierbas sirve para tratar reumas, artritis y más dolores fuertes. Aprende a prepararla!

Los dolores en la espalda, piernas y brazos pueden ser demasiado fuertes, sobre todo cuando se padece artritis y fibromialgia.

Después de cierto tiempo de consumir fármacos para aliviar el malestar, estos dejan de surtir efecto debido a que el cuerpo se acostumbra a la medicina, es decir, se hace inmune.

Es por eso que nunca está demás emplear remedios naturales para calmar las dolencias tanto de los huesos como de los músculos, y si se trata de mezclas con hierbas no lo dudes, emplea el remedio porque los efectos serán totalmente beneficiosos.

En el caso de ingerirlas, muchas plantas tienen propiedades naturales que ayudan en demasía a nuestro sistema inmunológico. Cuando se trata de hacer cremas o líquidos para rociar en el cuerpo, causan un estado refrescante tan alto, que son capaces de eliminar los dolores que padezcas, ya sean leves o muy fuertes.

Las recetas suelen cambiar conforme al malestar, así que toma nota sobre este remedio erradicador de dolores en los huesos y emplealo cuanto antes.

Ingredientes para el remedio contra reumas

  • 1 litro de alcohol puro
  • 1 pedazo pequeño de jengibre
  • 1 rama de romero
  • 1 rama de ruda
  • 2 ramas de menta
  • 1 rama de canela
  • 3 pastillas de alcanfor
  • 1 rama de hierbabuena
  • 1 rama de salvia
  • 1 rama de tomillo
  • 1 rama de enebro
  • 1 rama de ortiga

Estas hierbas son fáciles de encontrar y su costo es muy bajo, así que podrás preparar este medicamento natural sin problema alguno. El alcanfor, jengibre y alcohol, al igual que las ramas, los podrás encontrar en cualquier supermercado o botiquería.

Modo de preparación y empleo

En el recipiente donde tengas el alcohol, iras agregando cada rama, los cuadritos de alcanfor y el jengibre, tapa el bote y bate un poco la mezcla.

Coloca el remedio en un lugar donde no tenga ningún tipo de luz durante una semana para que cada ingrediente fermente y sea más efectivo su uso. Una vez transcurrido el tiempo de fermentación puedes empezar a colocarlo en las zonas adoloridas con ayuda de una motita de algodón o en su defecto, con un atomizador.

No es necesario que te apliques demasiado de esta mezcla, pues con la ayuda del alcohol y el alcanfor las propiedades de las hierbas salen con más facilidad provocando que sea mucho más potente.

Puedes utilizar el remedio 2 veces al día, en la mañana y en la noche. Los dolores irán disminuyendo a medida que emplees el remedio natural y sentirás frescura y alivio en las áreas con dolencias.

Ten en cuenta que esta medicina natural no puede usarse en niños menores de 10 años. Procura no aplicarlo en el rostro o cerca de los ojos y por ningún motivo lo inhales directamente, pues puede afectar tu respiración por largos minutos y provocar dolores de cabeza.

Esperamos que esta receta te haya servido de ayuda, si la empleas déjanos tus resultados en la sección de comentarios. ¡No olvides compartir este post en tus redes sociales!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *