¡Estos son los mejores ejercicios para muslos internos y externos!

Si estas con ganas de ponerte en forma y no sabes por donde empezar, el día de hoy te traigo los mejores ejercicios para tonificar y fortalecer los muslos en su totalidad, tanto la cara interna como externa.

Este ejercicio va genial si deseas disminuir la apariencia de la celulitis. Si quieres saber como debes hacerlos solo quédate hasta el final y presta mucha atención a los ejemplos.

Estos movimientos son creativos y estan diseñados por la creadora de DanceBody Katia Pryce, trabajan tus muslos de una manera que no sabías que era posible. Pero no te preocupes, aunque pueden parecer difíciles, en realidad son más simples de lo que parece.

Estos son los mejores ejercicios para muslos internos y externos

Como notarás, el recuento de repetición para cada movimiento es bastante alto ya que está diseñado para fatigar por completo los músculos de cada pierna. Afortunadamente, Pryce también proporcionó unos ejemplos de entrenamiento muy buenos los cuales te compartimos mas abajo.

Puedes hacer todos los movimientos usando solo tu peso corporal, pero asegúrate de apretar piernas, glúteos y abdominales para crear tu propia resistencia. Ve despacio : si apresuras las repeticiones no verás resultados.

Cómo funciona:

Comienza recostado sobre tu lado izquierdo y complete la cantidad de repeticiones prescritas para los movimientos del muslo externo dirigidos a la pierna derecha.

Luego completa todos los movimientos para la parte interna de los muslos apuntando a la pierna izquierda. Repite todos los movimientos en el lado opuesto.

Cómo atar la banda de resistencia:

Párate con los pies separados por la anchura de las caderas y la banda de sujeción justo por encima de las rodillas. Debería haber una ligera tensión en la banda.

Los 4 mejores movimientos para los muslos externos

1 Movimiento:
  1. Acuéstate sobre tu lado izquierdo, apoyando la cabeza con la mano izquierda, la pierna izquierda flexionada, la pierna derecha extendida, el centro apretado y la cadera derecha apilada directamente en la parte superior de la cadera izquierda.
  2. Flexione el pie derecho y levántalo hacia el techo: levantarla hasta la mitad, y luego levantarlo lo más alto posible. Disminuir en dos movimientos distintos. (No permita que las caderas retrocedan, lo que significaría que no se está haciendo bien el ejercicio). Haga 30 repeticiones por pierna.
2 Movimiento:
  1. Comienza en la misma posición, acostado sobre tu lado izquierdo.
  2. Apunta los dedos del pie derecho y lleva la rodilla derecha al frente del ombligo, apretando los abdominales.
  3. Extiende la pierna derecha en diagonal lo más lejos posible. Haz 20 repeticiones por pierna.
3 Movimiento:
  1. Desde la misma posición inicial que arriba, empuja hacia arriba al antebrazo izquierdo.
  2. Extienda la pierna derecha, apunte los dedos del pie y mueva la pierna de adelante hacia atrás como si estuviera dibujando un arco hacia arriba y sobre la pierna izquierda.
  3. Tu objetivo: pon tu pierna derecha lo más perpendicular posible a tu torso en la parte delantera del arco. Haz 20 repeticiones.
4 Movimiento:
  1. Comenzando en la misma posición que la anterior, dobla la rodilla derecha al pecho con el pie derecho flexionado, los abdominales y los oblicuos derechos.
  2. Toca la mano derecha con el suelo detrás de ti para un mayor equilibrio.
  3. Ahora apunta con el pie derecho y extienda la pierna, llevando la mano derecha hacia atrás.
  4. A continuación, aprieta los glúteos y dobla la rodilla derecha, llevando el talón hacia el trasero. Repita la secuencia completa 20 veces.

Los 4 mejores movimientos para los muslos internos

1 Movimiento:
  1. Toma tus pesas de tobillo.
  2. Desde la misma posición de inicio situada en el lado izquierdo, dobla la rodilla derecha y coloca el pie derecho en el suelo, detrás de la pierna izquierda.
  3. Ahora flexiona el pie izquierdo y levanta la pierna tanto como sea posible, luego baja hasta que el pie esté a una distancia de 2 a 3 pulgadas del piso. Haz 25 repeticiones
2 Movimiento:
  1. Desde la misma posición, levanta la pierna izquierda 2 a 3 pulgadas del suelo.
  2. Con el pie izquierdo, flexiona la rodilla izquierda hacia el pecho, apriete los abdominales, luego presione el talón, extendiendo la pierna izquierda sin dejar que toque el suelo. Haz 25 repeticiones
3 Movimiento:
  1. Desde la misma posición, levanta la pierna izquierda de 2 a 3 pulgadas del piso y flexiona el pie.
  2. Llevar la rodilla izquierda hacia el pecho mientras ejercitas los abdominales.
  3. Luego extienda la pierna izquierda frente a usted, para que la pierna quede perpendicular al torso, formando L.
  4. Dobla la rodilla hacia atrás hasta la posición de crujido, luego empuja el talón hacia afuera, extendiendo la cadera para regresar a la posición inicial. Haz 20 repeticiones
4 Movimiento:
  1. Esto funciona como un movimiento de abdominales. Desde la misma posición, apunta ambos pies y levanta la pierna derecha hacia el techo.
  2. Con la mano derecha, debes sostener el muslo, la pantorrilla o el talón, según la flexibilidad (¡evita retraer la rodilla para proteger las articulaciones!). Junta la pierna izquierda recta hasta la pierna derecha. Baja lentamente la pierna izquierda con cuidado. Haz 20 repeticiones.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *