LA LLAMAN LA BENDICIÓN DE DIOS: QUITA LA PRESIÓN ALTA, LA DIABETES, LA GRASA EN TU SANGRE Y EL INSOMNIO

La hoja de laurel se utiliza principalmente como condimento en la elaboración de diferentes recetas de cocina, sobretodo para dar sabor a ciertos platos.

Pero el árbol de laurel, esconde en sus hojas multitud de propiedades buenas para nuestro organismo. En esta ocasión vamos a mostrarte todos los beneficios del laurel.

BENEFICIOS DEL LAUREL

El laurel contiene muchas propiedades naturales que ayudan en tratamientos de enfermedades y dolencias, tales como la artritis, cistitis, molestias menstruales, fatiga mental, flatulencias, calambres, ciática, hipertensión, debilidad muscular, infecciones cutáneas, colesterol, otitis, tortícolis, uretritis, retención de líquidos, diabetes y además, es un buen relajante que nos ayuda a conciliar el sueño por las noches.

CÓMO UTILIZAR EL LAUREL

Para utilizar todos los beneficios del laurel para la salud, podemos utilizarlo de diferentes formas:

INFUSIÓN DE LAUREL

En infusiones se puede preparar hirviendo dos hojas de laurel en 200ml de agua (una taza), cuando esté ya hirviendo lo retiramos del fuego y lo dejamos reposar tapado durante 10 minutos.

Esta infusión está indicada para personas que padezcan de acidez de estómago, digestiones pesadas, enfermedades reumáticas, arterioesclerosis y trastornos de menstruación.

ACEITE DE LAUREL

Si pretendemos tratar dolencias como por ejemplo piernas hinchadas, rigidez muscular, artrosis o ciática, lo mejor es aprovechar todos los beneficios del laurel y hacer unos masajes con aceite de laurel. Este aceite lo podemos preparar de la siguiente forma:

INGREDIENTES:
  • 250 mililitros de aceite de almendras
  • 40 gramos de hojas de laurel
  • Recipiente de cristal con tapa
PREPARACIÓN:

En el recipiente de cristal colocamos el aceite de almendras y las hojas de laurel, tendremos en cuenta que las hojas tienen que estar completamente sumergidas en el aceite. Cerramos con la tapa.

Guardaremos el recipiente de cristal en un lugar oscuro durante 30 días, removiéndolo un poco cada 3 o 4 días.

Una vez pasados los 30 días ya lo podemos utilizar para aplicar a modo de masaje en la zona del cuerpo a tratar.

El aceite de laurel lo podemos utilizar en niños que presenten crisis de pánico, miedos durante la noche, llantos o vómitos y diarreas producidos por el sistema nervioso.

Para ello, debemos de colocar un par de gotas del aceite de laurel en un quemador o difusor y ponerlo en la habitación del niño. Eso creará un aroma relajante que se distribuirá por toda la habitación.

AROMATERAPIA DE LAUREL

El laurel en aromaterapia tiene propiedades relajantes y sirve para aliviar el estrés emocional, las situaciones de nervios y preocupaciones que podemos encontrar durante el día.

Quema unas hojas secas de laurel en un quemador apropiado para tal fin, y relájate cómodamente en tu hogar respirando la fragancia que desprende por el ambiente. De esta forma estimulas el sistema circulatorio liberando todo el estrés acumulado.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *