Las 4 infusiones más diuréticas

Las infusiones diuréticas ayudan a mejorar la capacidad de eliminar orina de nuestro sistema excretor, ayudando así, a que nuestro cuerpo elimine toxinas y disminuya la retención de líquidos.

Entre los vegetales existen gran variedad de plantas diuréticas, sin embargo, a continuación te presentamos las más fuertes:

1. Diente de león:

Esta infusión es excelente para eliminar toxinas, además contiene grandes cantidades de hierro, ácido fólico y calcio, y te ayudará a regular los niveles de glucemia. Puedes prepararla de dos maneras diferentes:

  • Infusión: necesitarás una cucharada de esta planta y una taza de agua. Hierve el agua y cuando llegue al punto de ebullición, añade el diente de león. Déjalo al fuego por 3 minutos, apaga y permítele reposas por 5 minutos. Puedes beberla tres veces al día, antes de cada comida.
  • Sopa leónida: necesitas hojas de diente de león, dos ramas de cebolleta, un diente de ajo, 3 zanahorias, un puerro, 4 tazas de caldo de verdura y sal.

Pica las verduras y ponlas a hervir hasta que estén tiernas, agrega el diente de león y cocina por 5 minutos y añade el caldo de verduras. Déjalo otros cinco minutos al fuego y sirve.

2. Cola de caballo:

Activa los riñones y mejora el ácido úrico, el reumatismo o la artritis. Además, aumenta los niveles de orina haciendo que el organismo expulse toxinas de manera constante. Para preparar un té necesitas 1 litro de agua y 30g de cola de caballo. Mezcla los ingredientes hasta que el agua hierva y espera de 3 a 4 minutos para apagar. Deja que repose y bebe.

3. Arenaria

Permiten la eliminación de una gran cantidad de grasas, toxinas y residuos. Para consumirla, coloca 40 gramos de arenaria seca en un litro de agua hirviendo durante cinco minutos. Permite que repose un poco y bebe, se recomienda que sigas bebiendo mucha agua.

4. Hojas de Alcachofa

Facilitan la digestión y la excreción, favorecen la eliminación de toxinas y protegen tu hígado. Coloca algunas hojas en agua y déjalas hervir por 5 minutos. Retíralas del fuego, deja que reposen y cuélalas.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *