Orégano: propiedades y beneficios de una de las especias y plantas medicinales

Muchas plantas contienen una serie de grandes beneficios que la mayoría de las veces no conocemos; tal es el caso del orégano, del cual conocemos solo las propiedades culinarias. Además de ser una excelente especia, el orégano también es una de las plantas medicinales que desprenden mejor olor.

Dentro de la medicina popular, el orégano es conocido por curar enfermedades respiratorias y digestivas; además, el extracto de esta especia combate la fiebre y el resfriado. Al ser una planta aromática, podrías cultivarla en tu casa y, así darle un buen aroma a tu hogar.

Beneficios del orégano

Propiedades carminativas

El orégano contiene varias sustancias antiespasmódicas y carminativas, por lo que una infusión de orégano puede eliminar rápidamente las flatulencias y otros síntomas.

Propiedades digestivas

Contiene timol, borneol, ácido cafeico y carvacol, sustancias que se recomiendan para combatir los espasmos intestinales. Además, también sus propiedades también protegen y benefician al hígado.

Enfermedades respiratorias

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antibióticas, el orégano es una planta que combate todo tipo de enfermedades respiratorias.

Reduce la inflamación.

Antibiótico

Se dice que, en el mundo de las plantas, el orégano es el antibiótico más fuerte que existe.

Desintoxica el cuerpo

Elimina las toxinas acumuladas en el hígado y aporta una gran cantidad de minerales.

Cuidado de la piel

Esta hierba aromática contiene un gran nivel de antioxidantes, por lo que es ideal para combatir el envejecimiento precoz.

Mejora la salud ósea

El orégano contiene vitamina K, sustancia que ayuda a fortalecer los huesos. Además, también es rico en potasio y en hierro.

Cómo preparar una infusión de orégano

Ingredientes
  • 2 cucharadas de orégano
  • 1 litro de agua

Hierve el agua, agrégale el orégano y déjalo reposar durante 15 minutos. Una vez que esté frío, bébelo. Se recomienda que no excedas una dosis de dos tazas por día.

En caso de que optes por usar el aceite esencial de esta planta, se recomienda que agregues de 3 a 4 gotas en un vaso de agua. Bebe este remedio unas cuantas veces al día y notarás que tu sistema inmunológico se fortalecerá.

Si tienes dolor de garganta, en lugar de beber la infusión, haz gárgaras con ellas. Y, finalmente, si padeces de congestión nasal, añade 2 o 3 gotas a tu vaporizador e inhala profundamente. Si no cuentas con un vaporizador, agrega las gotas a una olla de agua hirviendo e inhala el vapor.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *