¡Remedios naturales para tratar el Herpes Zóster (culebrilla)!

El herpes zoster, también conocido como culebrilla, es una erupción dolorosa y ampollosa causada por el mismo virus de la varicela. Es una forma reactivada que ha permanecido latente en el cuerpo, por lo general durante bastante tiempo después de la infección inicial, en el tejido nervioso de la médula espinal y el cerebro.

No es riesgoso para la vida pero pueden ser muy doloroso, siendo común en adultos mayores con sistemas inmunológicos débiles. Una vacuna para el herpes zóster está disponible, pero debido a la naturaleza de la enfermedad todavía hay un riesgo de la infección.

Los síntomas generalmente ocurren en una pequeña sección de un lado del cuerpo como una erupción roja que aparece después de unos días de dolor, ardor, entumecimiento, picazón u hormigueo.

La erupción puede transformarse en ampollas llenas de líquido o crujientes, algunas personas también experimentan dolores generales, fiebre y fatiga. No se puede contagiar a otras personas que lo hayan padecido, pero si a otras a las cuales nunca padecieron de varicela.

Remedios caseros para curar la culebrilla

Baños de curación:

La limpieza diaria de las ampollas reduce el riesgo de propagación de la infección. Tome un baño frío o ducha para calmar la piel, la frescura del agua puede aliviar el dolor y calmar la picazón.

También puede tomar un baño especial para reducir los síntomas, sólo vierta de 1 a 2 tazas de harina de avena coloidal o maicena en agua tibia y remoje durante 15 a 20 minutos, luego procede a bañarse. No use agua caliente ya que puede empeorar las ampollas, seque su cuerpo completamente.

Compresas húmedas y frescas:

Se pueden aplicar paños fríos. Haga esto varias veces durante el día para aliviar los síntomas. Los efectos son similares a un baño, la frescura de la compresa puede reducir el dolor.

Repita el proceso tan a menudo como sea necesario, nunca aplique una bolsa de hielo en la erupción porque la frialdad puede aumentar la sensibilidad de la piel y empeorar el dolor.

Bicarbonato de sodio y almidón de maíz:

Puede crear esta pasta para aliviar naturalmente la picazón causada por la culebrilla. Solo vierta dos partes de maicena o bicarbonato de sodio en una taza y agrega una parte de agua para lograr la consistencia deseada para la pasta. Aplique la mezcla en su erupción, y luego enjuague después de 10 a 15 minutos. Repita varias veces al día según sea necesario.

Lociones y cremas calmantes:

Rascarse la erupción puede causar cicatrices y prolongar las ampollas. Estas lociones no aceleran el proceso de curación, pero pueden aumentar su nivel de comodidad.

Evite las lociones perfumadas ya que pueden causar irritación adicional. También sirve aplicarse pomadas tópicas que contienen el ingrediente natural capsaicina hasta tres o cuatro veces al día, este es el ingrediente activo en los chiles y tiene un efecto anti-inflamatorio para ayudar a aliviar el dolor.

En la sección de comentarios podrás dejar cualquier duda sobre el tema, recuerda compartirlo en todas tus redes sociales.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *